Rivista aperiodica teorica del Socialismo
Organo politico di Convergenza Socialista

Matarife: Un Genocida innombrable. El fenómeno en redes sociales que quiere despertar a Colombia

por Maryory Catherin Ortiz Alvarez

Ninguna de las producciones realizadas en Colombia ha generado la expectativa y polémica que logró producir el 22 de Mayo, el lanzamiento de la serie web “Matarife: Un genocida innombrable”.

Estas son las estadísticas de la serie:

Creada en un formato innovador con la intención de ser difundida a través de telegram,  whatsapp y las otras redes sociales, la Serie Matarife: Un genocida innombrable, contará con 5 temporadas de 10 capítulos cada una, y tendrá una duración aproximada de 6 minutos por capítulo. 

Más allá del formato, innovador en sí mismo, el revuelo pone en el centro una discusión que atraviesa la historia política nacional y gira en torno de la vida judicial del expresidente y actual Senador Alvaro Uribe Velez, principal personaje de la serie.

La serie se lanza con éxito, superando las 3 millones de vistas en 24 horas, logrando hasta el 29 de mayo 4.732.800 visualizaciones. Además de las reproducciones de la versión en inglés que suman 351.958. Sin contar con los envios atraves de whatsapp y telegram.

La “Gran Prensa Colombiana” se ha referido muy poco a la serie. Sus páginas están plagadas de letreros grandes que anuncian las víctimas del coronavirus, la solicitud de Uribe de reactivar el fútbol, lo último en chismes y más fútbol. En general, las menciones sobre el tema se relacionan con la “Queja[1]” presentada por el uribismo a la revista Rolling Stone por anunciar el lanzamiento de la serie[2], pretendiendo señalar que la investigación realizada por los periodistas carece de validez.

El lanzamiento de esta serie, con información tan valiosa y con alto impacto político, no es el único hecho público que la prensa colombiana tradicional minimiza, ataca sin explicar o simplemente suprime. Se roban los recursos que deberían llegar a los más necesitados, y los recursos para salud y educación siguen siendo rifados. Mientras eso pasa, la prensa colombiana está llena de información seleccionada por el gobierno nacional.

El gobierno colombiano actual està presidido por Ivàn Duque. Un periodismo a talla y medida de éste gobierno y de los anteriores gobiernos, ha sido quien  informa en Colombia. Este periodismo ha construido una historia de colombia deformada, un escenario de postverdad masivo, en el cual muchos colombianos siguen percibiendo a Uribe como una figura de admiración y con dignidad para ser seguido.

El impacto de la televisión en la forma que Colombia percibe la realidad, es muy amplio. Desde imponer modas, hasta retratar la historia del país, reconocer su identidad, su idiosincrasia.  La televisión en Colombia ha tenido un impacto importante, convirtiéndose en una gran influencia del pensamiento[3].  Sin embargo el periodismo colombiano cada vez ha tomado más distancia de los y las colombianas de a pie, convirtiéndose en muchos momentos en el mayor distractor de los gobiernos de turno.

Aunque lamento mucho saber que el lanzamiento se adelantó a lo proyectado, debido a las amenazas de las que ha sido víctima su escritor Daniel Mendoza, Matarife llega en un momento justo para Colombia: muchas personas están hoy en sus casas, con tiempo para leer, con la posibilidad de ver esa parte de la historia que nos han contado con enredos para que no la podamos entender.

Èste hecho es importante porque representa la posibilidad de comprender muchos sucesos que han marcado la política del país, hechos que se han narrado al acomodo de las èlites.

Ante esta posibilidad no hay regocijo en que el uribismo caiga, esa es una necesidad de la sociedad colombiana para avanzar. El verdadero regocijo está, en poder construir una cultura política que aprenda que la función de estado no es un regalo, sino una obligación. Nuestros derechos no son obsequios.

Mientras el país vive una masacre por el incremento del asesinato  de líderes y lideresas sociales, como lo informa el Periodico El Pais “Aunque los homicidios disminuyeron un 16% a nivel nacional, esta categoría –que incluye presidentes de juntas de acción comunal, campesinos, indígenas y sindicalistas– sigue bajo asedio: las agresiones aumentaron un 10% y los asesinatos un 53%”[4]. Los medios masivos de información colombianos tampoco hablan de ello.

La prensa presenta cifras de muertes por coronavirus, sin tener claridad si efectivamente estaban infectados o si solo se trata de una cifra más, que no será gasto para el estado, cómo lo cuestiona el Semanario Voz al publicar ¿Existe el cartel del Covid-19 en clínicas y hospitales?[5]

En Colombia los muertos se cuentan, mientras el uribismo pretende tapar la vida oculta de Uribe Vélez tras la fachada de una vida pública impoluta con una autopromoción, publicando: “Hechos de la vida pública de Álvaro Uribe Vélez”.

 

[1] https://www.eltiempo.com/politica/partidos-politicos/la-carta-de-protesta-del-centro-democratico-por-documental-matarife-498434

[2] https://www.rollingstone.com.co/cine-y-tv/mira-un-adelanto-de-matarife-la-serie-basada-en-las-investigaciones-sobre-alvaro-uribe/

[3] https://www.redalyc.org/pdf/268/26813203.pdf

[4] https://elpais.com/internacional/2020-05-25/la-pandemia-no-frena-el-asesinato-de-lideres-sociales-en-colombia.html

[5] https://semanariovoz.com/existe-cartel-del-covid-19-clinicas-hospitales/

 

Ultima modifica ilDomenica, 31 Maggio 2020 14:46
Devi effettuare il login per inviare commenti