Rivista aperiodica teorica del Socialismo
Organo politico di Convergenza Socialista

La tìa Martuchis, gran hermana e hija consagrada

por Maryory Catherin Ortiz y Martha Alvarez

El trabajo en el periodismo ha ayudado a Gabriel José de la Concordia García Márquez en su camino hacia el Premio Nobel de Literatura. Pero esta actividad fundamental para la democracia, al ser realizada por García Márquez estuvo llena de imprevistos, miedos, amenazas, expatriación voluntaria, prohibición de ingreso a los Estados Unidos, la protección de los mexicanos y la muerte en el exilio.

El trabajo de los periodistas es uno de los puntos cardinales fundamentales en un ordenamiento democrático, porque en el respeto a la verdad, son útiles para la administración pública y para que los ciudadanos puedan conocer con objetivad los acontecimientos naturales y sociales, especialmente para formarse en una pluralidad ideológica, para decidir el propio destino e influir en el bien común.

El ciudadano formado e informado es el yunque sobre el cual se apoya y se forja la economia, la politica y toda la infraestructura material e inmaterial de los sectores de la vida de una nación. Desde ese punto de vista cada persona llega a ser un educador y un intelectual para beneficio de la humanidad.

Las nuevas ideas inspiradoras que circulan y traspasan las fronteras de nuestra sociedad globalizada, ven la necesidad de reconstruir y actualizar las enseñanzas de los padres fundadores, que habían contribuido a imaginar una sociedad más justa y equitativa, para hacer que nuestra sociedad, en su complejidad, se pueda erigir como la alternativa capaz de trabajar, construir y realizar un mundo mejor. Manuel Santoro desde “Il Manifesto del Socialismo”, invita a cada persona con su capacidad innata, a desarrollar un papel importante en la educación y en la información, mediante la propria influencia, creando un pensamiento activo y positivo, en cuanto: “El intelectual al servicio de la comunidad es un recurso positivo, ya que crea las condiciones para una comprensión profunda de los problemas del mundo y crea las condiciones para una necesaria convergencia cultural y politica”. En ese trabajo individual el periodismo tiene el papel más importante.

Los trabajadores de la información, los periodistas, investigadores y los medios de comunicación, prácticamente, ocupando el cuarto poder detrás del ejecutivo, el legislativo y el judicial son importantísimos. Es por eso que, nuevamente, las denuncias hechas por el periodista colombiano Martínez Vallejo desatan un escándalo.

 La Presidencia de una República democrática tiene muchos deberes, entre ellos ser transparente, porque es la suprema autoridad moral y política, garante del cumplimiento de la ley. La Vicepresidencia de la República tiene el deber de tener las mismas condiciones para poder asumir las responsabilidades del presidente, porque es elegido en la misma fecha y fórmula, siendo el segundo cargo del ejecutivo colombiano, representándolo en caso de ausencia parcial o absoluta, en misiones o encargos especiales.

Hace unas semanas el periodista Julián Martínez Vallejo dió el anuncio a Martha Lucía Ramírez, primera mujer que asume el cargo de Vicepresidente de la República en la historia de Colombia, de su intención de dar a conocer de la fianza pagada por ella al estado norteamericano, en 1997, en vez de Bernardo Ramírez Blanco, su hermano, capturado en Estados Unidos en una operación por tráfico de heroína. Esta nueva denuncia, que enloda a la vicepresidenta, se suma a otras que se han conocido este año, en las que se la vincula con el  narcotraficante Guillermo León Acevedo Giraldo, alias “Memo Fantasma”; y no solo a ella, sino también a su esposo.

Los periodistas Gonzalo Guillén y Julián Martínez, presentaban su investigación documentándola seriamente. La prensa tradicional colombiana, buscaba suavizar el asunto e invisibilizarlo, pero ha sido difícil de ocultar, al punto que muchas agencias y portales de prensa internacionales han hecho eco de la noticia revelada por el portal independiente  'La Nueva Prensa’, destacando el trabajo de los medios independientes.

Claudia Báez, en el 2016, ha cubierto la elección de los Estados Unidos y sus trabajos periodísticos independientes han aparecido en la prensa de El Tiempo, El Espectador, ProPublica y France24, y para este caso desde su cuenta twitter, el 12 de junio, se interroga sobre el trabajo de la prensa tradicional y los créditos de la investigación independiente.

 

Los trabajadores de la Comunicación Social, que se ocupan de las investigaciones periodísticas, consideradas un Derecho Fundamental consagrado en el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia, son tutelados y teóricamente non debería existir la censura. Pero a pesar de eso, el periodismo ha sido históricamente vulnerado, amenazado y hasta bombardeado desde diferentes tribunas. En décadas pasadas los gobiernos han clausurado medios de comunicación y los partidos políticos se han apropiado de algunos. Además, los carteles del narcotráfico no contentos con amenazar y presionar los periodistas, a muchos los secuestraron, a otros los asesinaron y, a septiembre de 1989, literalmente bombardearon la sede del más antiguo diario: ‘El Espectador’, al occidente de Bogotá.

El periodismo actualmente, no sólo es objeto de atención pública donde el trabajador y el empleador se exponen a las denuncias penales correspondientes, sino que va más allá y los comunicadores arriesgan la vida a manos de las oscuras fuerzas del narcotráfico, del paramilitarismo y las bandas criminales. Juan Camilo Hernández, director de Programa de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana, para ilustrar la situación actual, afirma: “las presiones a la prensa son de otro estilo: una presión más inteligente y menos evidente. Algunas formas de abuso contra el periodismo son las “chuzadas”, el espionaje ilegal, las extrañas judicializaciones, las interceptaciones y la “autocensura” por intereses financieros”. Esta afirmaciones a travez del portal del Alma Mater, uno de los más importantes por la aceptación y tradición en la formación de trabajadores de la Comunicación Social y Periodismo, dice mucho.

Gracias a la intermediación del Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, vista la situación de peligro para los trabajadores de la información, nació la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP). La FLIP es la organización no gubernamental que contribuye a la protección de los periodistas, promueve la libertad de expresión y el acceso a la información y, hace seguimiento a las violaciones contra la libertad de prensa. La FLIP indica que sólo en el 2020 y hasta el 5 de julio, se han producido 208 violaciones a la libertad de expresión, con 345 víctimas.

La situación de los comunicadores colombianos por el “clima de violencia y autocensura”, y censura como tal, trasciende y se hace sentir en la clasificación de Reporteros Sin Fronteras, que analizado los datos de 180 naciones, elabora una categoria de la libertad de prensa en el mundo.  En la parte ‘Situación difícil’ al 130 puesto se encuentra Colombia, se asigna una puntuación de 42,66,  que la coloca en mejor situación que México, Venezuela, Honduras, Cuba en el continente, y también sobre un pequeño grupo de naciones africanas y asiáticas, pero de todos modos la situación es muy dramática.

El periodista Julián Martínez el 14 de junio publicò que su vida corre peligro. “Esta persecución responde a que Martínez, junto al periodista Gonzalo Guillén, publicó en los medios La Nueva Prensa y Cuarto de Hora una presunta relación del esposo de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, Álvaro Rincón, con un narcotraficante conocido como ‘Memo Fantasma’”, lo anunciaba el portal fundamedios.us, de la Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios (Fundamedios).  Fundamedios es conocida como una organización no gubernamental ecuatoriana, ha titulado el documento: “Periodista es amenazado de muerte y denuncia espionaje de la Inteligencia colombiana”, el dia siguiente a la comunicación hecha por Martínez en su cuenta personal de Twitter.

Como trabajador Julián Martínez Vallejo, tiene una tradición en la búsqueda de la verdad, para poder dar una información objetiva, que ayude a la administración publica y a la ciudadania. Por ese motivo ha sido ganador del “Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar”, por su libro que ha examinado documentos y archivos del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS). El DAS era la principal agencia de inteligencia colombiana, disuelta en el 2011, porque realizaba interceptaciones ilegales dirigidas a políticos de la oposición, magistrados de las altas cortes, defensores de derechos humanos y periodistas. Fué sustituida y actualmente es la Agencia Nacional de Inteligencia Colombiana (ANIC), quien se ocupa de los servicios. A Marzo pasado, Martínez Vallejo, “debido a las investigaciones que realizó sobre una presunta compra de votos en la campaña del presidente Iván Duque por parte del narcotraficante ‘Ñeñe Hernández’, también denunció represalias en su contra”, concluye la nota del portal fundamedios.

El Presidente Iván Duque y la vicepresidenta llegaron al “poder prometiendo una lucha feroz contra el narcotráfico y el crimen”, como afirma Ariel Ávila desde el portal del diario español El Paìs.  Pero según el autor de la investigación, Martínez Vallejo, el presidente no fue adecuadamente informado por la vicepresidenta respecto al caso del hermano. En Colombia, una República presidencial, Duque es el actual jefe del Estado y del ejecutivo, máxima autoridad administrativa y comandante supremo de las Fuerzas Armadas. Como máximo representante del pueblo soberano toda su vida publica y privada es sujeta a la transparencia que se le exige al gobierno. “Los escándalos de la vicepresidenta”, por sì solos parecen enlodar a los funcionarios y el “Gobierno colombiano se enfrenta a una ola de polémicas alrededor del narcotráfico que van más allá de sus pobres resultados en la lucha contra las drogas”, tal como titulaba y subtitulaba El Pais. 

 

El periodismo en su trabajo sabe que debe obtener la información y debe realizar todos los controles necesarios para no faltar a la verdad y no vulnerar los derechos de los ciudadanos a ser informados adecuadamente. De entrada, la vicepresidenta intentó presentar la denuncia como un ataque político basado en “una tragedia familiar” y con la intención de vincularla con un delito en el cual nada tendría que ver. Lo que empezó a abrir la discusión sobre el tema en el país.  Ella se defiende dicendo que informò a algunos de sus superiores políticos en privado, pero al empleador, que somos todos los ciudadanos nunca se nos hizo saber nada.

El Senador Gustavo Francisco Petro Urrego, excandidato a la Presidencia y principal opositor al gobierno, desde los diferentes medios cargó no solo contra Ramírez sino contra el Gobierno y su partido, el Centro Democrático, al asegurar que: “el narcotráfico está en el poder más alto de Colombia y ahí reside su fortaleza, por eso permanece así en las últimas cuatro décadas”. También subraya “una profunda quiebra etica del gobierno colombiano” y exigió la renuncia de la vicepresidenta.

 

La vida familiar es la base de la sociedad. La vida familiar de un  politico debe ser impoluta y de ser posible, todos los componentes deben ser moralmente irreprochables. Los nexos familiares y empresariales son importantes porque pueden incidir en la vida económica y social de la nación.  El hecho pareciera un pago usual, en un acto de solidaridad con la familia, dónde una hermana mayor se sacrifica por el menor de sus hermanos. Pero el hecho trasciende por el mismo peso que eso representa.

El periódico El País, en su cuenta oficial de twitter, el 13 de junio anuncia: “La vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, ocultó que su hermano cumplió una condena por narcotráfico en Estados Unidos”; entonces, basta con escuchar la entrevista subida en el mismo Twitter, y hacer un pequeño análisis del comunicado oficial publicado por ella a través de su cuenta para notar que hay mucho que se quiere ocultar con sus palabras. Cosa que en una líder politica debería evitar, porque es quitarle tiempo precioso a los deberes y recursos públicos a la función. Hay que mirar que tuvo que publicar en papel membreteado la justificación, usando los medios a su disposición por su cargo.

En el comunicado oficial, las primeras afirmaciones de la vicepresidenta no busca ayudar a la nación a encontrar la reconciliación de la tan anhelada paz; tampoco utiliza papel y tinta para crear un lema o publicar una acción administrativa para disminuir la desigualdad y la injusticia socioeconómica; mucho menos para animar a los médicos en primera línea enfrentados contra un virus global. Sus palabras  pretenden mostrar este hecho como una cuestión netamente personal y familiar, que le hizo cuestionar su labor dentro del sector público y estatal, dado que ella sabía que en algún momento se conocería públicamente esta situación.

Superando todo y observándolo así, quizá lo único que habría que reprocharle a la vicepresidenta es que en los años posteriores, no hubiese manifestado a quienes fueran sus electores al Parlamento y Presidencia de la República, como lo hiciera en su momento el ex vicepresidente también uribista, Óscar Naranjo, cuando reconoció que su hermano había sido capturado, procesado y condenado por narcotráfico.

El pensamiento politico de la carrera de Marta Lucía Ramírez Blanco, parece ser desafortunadamente otra falacia, que representa la vida de muchos ciudadanos que llegan a ostentar un alto cargo de elección popular y tiene una larga carrera en puestos importantes de la administración pública. En el periodo 1990-1991, la tía Martuchis, fue viceministra de Comercio Exterior, luego fue la Ministra titular en esta cartera desde 1998 al 2002, y posteriormente embajadora de Colombia en Francia, durante el gobierno de Andrés Pastrana. Continuò como Ministra de Defensa en el gobierno de Alvaro Uribe Vélez. Por lo tanto, el caso es más que familiar, porque desde los importantes cargos se incluye la endemica lucha contra el narcotráfico nacional e internacional.

La tragedia familiar es nacional y lo saben bien las “Madres de Falsos Positivos” especialmente las de Soacha y Bogotá. De hecho el grupo de las “Madres de los Falsos Positivos de Colombia” desde su cuenta twitter escribió: “Tragedia familiar la nuestra”. La Vicepresidenta es conocida como la querida “tía Martuchis”, porque desde el ambiente del periodismo de sátira y sobretodo desde que en mayo del 2019, un trino del caricaturista del Periódico El Tiempo, Julio César González, mejor conocido como “Matador”, salió en defensa del periodista Nicholas Casey del The New York Times después de afirmar que debió salir de Colombia por amenazas.  Nicholas Casey publicó un informe sobre 'falsos positivos’ que comprometía los militares bajo el mando del presidente Duque, como sucedió tiempo atrás, bajo el gobierno de Alvaro Uribe. El caso histórico se repetía, mientras las familias de militares y policías honestos, junto a las madres cuyos hijos, hermanos, padres o esposos que vivían en zonas de periferia o se desempeñaban como campesinos, fueron hechos pasar como combatientes caídos.

La lucha de las familias colombianas no obtiene respuesta, especialmente esos parientes de desaparecidos, torturados y muertos en espera que el victimario, el Estado haga claridad. Algunos miembros del Ejército, que en una época de terrorismo de estado, durante el gobierno Uribe, entre 2006 y 2009, de manera ilegítima secuestraron y presentaron como guerrilleros muertos en combate. Haciendo referencia a lo dicho por Ramírez, las familias afectadas recordaron que lo para ellas sí es una tragedia familiar.

La mayor parte de esas familias, una cifra estimada de 10.000 casos, todavía no obtienen ni verdad, ni justicia y mucho menos reparación. Por eso, posteriormente, haciendo claridad sobre su caso, en otro twitter reiteraron el comentario, “Repitan con nosotras: tragedia familiar la que causó el uribismo con los falsos positivos”. Pero el caso de la vicepresidenta es diferente, porque mientras las familias de pobres y campesinos lloraban y sufren el dolor de la incertidumbre, la tía Martuchis también fue senadora y candidata a la presidencia de la nación entre otros cargos y ambiciones.

El problema ético de la familia Ramírez Blanco, para ser claros, tiene que ver con un hermano traficante internacional de heroína, y una hermana que dirige la politica antinarcotráfico que tiene que ver con “bombardear campesinos y fumigarlos con glifosato acusándolos de narco-terroristas”, de acuerdo al senador Gustavo Petro, en el programa “Voces RCN” del 23 de junio de 2020.

La vicepresidenta sigue intentando justificarse, subrayando la menor edad del hermano. Bernardo Ramírez, sin embargo, era suficientemente mayor de edad. De hecho, una persona de 36 años, no puede ser considerada un joven ambicioso con ganas de dinero fácil que termina en líos por inocente. Sin duda, a los 36 años ya hay una clara distinción entre vender drogas en un parque por unos pesos, y reclutar personas para que sirvan como mulas y transporten heroína de Aruba a Estados Unidos, tal como lo afirma desde su cuenta twitter el periodista colombiano Ignacio Gómez, más conocido como Nacho Gómez. En wikipedia a Gómez, quien en condición de periodista de alto riesgo, se le reconoce que ha elaborado preciosos “informes sobre crimen organizado, corrupción y grupos paramilitares” y además se reconoce que en su trabajo como periodista tiene muchos premios entre ellos, el del 2000, recibió de Amnistía Media Award el "Premio especial por el periodismo de los derechos humanos bajo amenaza”; en 2002, obtuvo del Comité para la Protección de los Periodistas el “Premio Internacional de Libertad de Prensa”, y en el 2010 la Escuela de Periodismo de Missouri premió la organización de Gómez FLIP con la Medalla de Honor de Missouri por el Servicio Distinguido en Periodismo.

 

El portal La Nueva Prensa, señala que luego de la captura “El narcotraficante pidió que se le permitiera ir hasta Nueva York con el objeto de encontrarse con su hermana Marta Lucía Ramírez Blanco, quien, aseguró, era una persona muy importante que podría solucionar esta situación penal por tráfico de heroína”. Se hace un acento en ello porque parece que cada quien puede hacerse a una idea de lo que eso significa.

Es sabido que negociar con la justicia estadounidense  en causas probadas, no es tan sencillo como en Colombia, donde podrían alargar el proceso hasta hacerlo precluir, o desaparecer testigos y archivos, evitando llegar a fallos judiciales.

El argumento normativo con el que se detiene a Ramírez Blanco, es conspiración para traficar estupefacientes, que además se llega a dicho delito luego de negociar con la justicia norteamericana, porque inicialmente se le capturó por tres delitos y en la corte se probó que su papel iba más allá de una recepción y una entrega de drogas: él era el reclutador de personas en Estados Unidos para que viajaran a Aruba, como afirman los periodistas investigativos Guillén y Martínez en la entrevista con María Jimena Duzán, de ‘SemanaTv’ en los medios alternativos.

En ese sentido, es claro que Bernardo Ramirez Blanco, poseía información de valor que brindar a la justicia norteamericana para lograr negociar un solo delito y rebaja de condena, además de condiciones para excarcelación. La duda para una parte de la sociedad es: ¿qué tipo de información de valor?

Como trabajador de los medios, el periodista, escritor y criminólogo Daniel Mendoza Leal, “Delator”, también se interroga respecto al caso de la Tía Martuchis, especialmente sobre el dinero. Daniel Mendoza es autor de la serie “Matarife”, un corto documental de producción y resonancia internacional, todavía en emisión usando principalmente los medios alternativos y del cual desde éstas páginas de “Ideologia Socialista”, mediante el artículo publicado 31 de mayo, titulado “Matarife: Un Genocida innombrable. El fenómeno en redes sociales que quiere despertar a Colombia”, se informò sobre este asunto relevante. Los enlaces se encuentran al final, en las fuentes. En el tercer capítulo de la serie, que fue transmitido e inicios de junio, se nombra la actual vicepresidenta de Colombia, que posiblemente cuando era Ministra de Defensa sostenía reuniones con jefes paramilitares. Naturalmente, Marta Lucía Ramírez anunció medidas legales por supuesta difamación. Sin embargo, el 8 de julio un primer pulso judicial lo ha perdido el líder del partido de Gobierno, senador y expresidente Uribe contra la serie Matarife.

La cuestión de los impuestos es importante en cualquier nación. Daniel Mendoza en el twitter se hace inicialmente dos interrogantes: sobre la declaración de impuestos y sobre el olvido de hacer pública la condición del proprio hermano.

 

Como trabajadora del sector publico, es cierto que la Tía Martuchis tenía un cargo que para la época le permitía una vida mucho más que confortable que la mayoría de los conciudadanos, que su esposo también contaba con una importante reputación e importantes ingresos. Para el momento de la captura del hermano, se desempeñaba como presidente ejecutiva de INVERCOLSA, la principal empresa de gas, que siendo una entidad mixta, administraba fondos públicos y privados. En ese momento podría decir que se trata de una tragedia familiar, como la quiere hacer ver hoy para justificar su falta de transparencia. Lo que genera dudas es el valor pagado por la multa, USD 150.000, qué indexados corresponden a USD 800.000 de hoy, como afirma @ElQueLosDELATA. ¿De dónde contaba con tanto dinero?¿Reportó ese monto ante el estado colombiano? ¿Quien es la otra persona, que además de su esposo firma el pago de la fianza Luz Mireya Rodríguez? Este ultimo interrogante se puede dejar sin respuesta a menos que las autoridades o periodistas de renombre sientan que es importante.

 

Estos hechos políticos e informativos se cruzan con otro, no menos escandaloso, ni menos preocupante y es que para el momento en que es detenido Ramirez Blanco, ya tenía vigencia la sociedad inmobiliaria  que vincula al narcotraficante Guillermo León Acevedo Giraldo, alias “Memo Fantasma”, con Marta Lucía Ramírez y su esposo Álvaro Rincón.

Se entiende la solidaridad de Martuchis con su hermano y se comprende la distancia que hay entre las acciones de una persona y otra, aunque sean parientes, consanguíneos, del mismo núcleo familiar. Sin embargo, ese mismo año de la captura de su hermano, se darían los hechos para lo que luego se conociera como las Chuzadas o interceptaciones ilegales, siendo Marta Lucía Ramírez la Ministra de Defensa del Gobierno Uribe.

El portal Publimetro.co en un párrafo de Andrés Hernández pone al acento en algunos aspectos históricos y relata de manera clara el papel de protectora que tendría ella:

En pocas palabras, José Miguel Narváez, el amigo del paramilitar Carlos Castaño, el profesor de los paras y las AUC, el determinador del asesinato de Jaime Garzón y el precursor de seguimientos, interceptaciones ilegales a opositores, periodistas y Magistrados, fue premiado por la entonces Ministra de Defensa y hoy vicepresidenta de Colombia Marta Lucía Ramírez y por orden directa del propio presidente de Colombia, hoy senador Álvaro Uribe Vélez, primero en el Ministerio de Defensa y luego en el D.A.S., entidades donde fue el promotor del fantasma de las chuzadas, ese que se apoderó como bandera y política de gobierno”.

Se necesita romper el dominio de la mentira que amenaza con romperlo todo. Podría parecer que todo es coincidencia, o que se trata de un ataque político, como se ha convertido en moda del uribismo responder. Las pruebas son claras y contundentes, y después de un mes de haberse conocido esas investigaciones la vicepresidenta de Colombia tiene mucho rabo de paja para hablar de narcotráfico y para ser vicepresidenta.

Los documentos que comprometen a la vicepresidenta y a personajes del partido de gobierno que la serie “el Matarife” ha presentado hasta ahora, en su momento fueron públicos. Ayer como hoy en Colombia, los periodistas de denuncia corren altos riesgos por defender la libertad de prensa y dar a conocer las andanzas de las personas al poder y la administración pública. Si el mismo Cristo, perseguido y martirizado por ayudar al pueblo enseñando, sanando y alimentando, afirmó:  “conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”, la verdad que al pueblo colombiano ofrece la libertad, está en las manos de los trabajadores, periodistas e investigadores, que actúan en la búsqueda de esa Verdad verdadera y la hacen conocer con el peligro de sus propias vidas.

Si hay algo revolucionario es la Verdad, así la tía Martuchis, gran hermana e hija consagrada la quiera ocultar.  Tenemos confianza y il pueblo colombiano es superior a sus dirigentes.

 

FUENTES:

Manuel Santoro. Il Manifesto del Socialismo Da che cosa Cominciare? p.27-28.

Gonzalo Guillén y Julián Martínez. La vicepresidente de Colombia pagó en Miami fianza de US$ 150 mil para liberar a su hermano condenado por tráfico de heroína. https://www.lanuevaprensa.com.co/component/k2/la-vicepresidente-de-colombia-pago-en-miami-fianza-de-us-150-mil-para-liberar-a-su-hermano-condenado-por-trafico-de-heroina; última consulta 8 julio 2020

SemanaTv, María Jimena Duzán. https://www.youtube.com/watch?v=2DX8Q3t-h08; última consulta 8 julio 2020

Andrés Hernández. Marta Lucía y el asesino de Jaime Garzón. https://www.publimetro.co/co/columnas/2020/06/15/marta-lucia-asesino-jaime-garzon.html; última consulta 8 julio 2020

Universidad de la Sabana. https://www.unisabana.edu.co/portaldenoticias/al-dia/la-aporreada-libertad-de-prensa-en-colombia/?L=0; última consulta 5 julio 2020

Fundación para la Libertad de Prensa. Violaciones a la libertad de prensa. https://www.flip.org.co/index.php/es/. última consulta 5 julio 2020

Reporteros Sin Fronteras. Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020. https://rsf.org/es/clasificacion; Un clima de violencia y autocensura. https://rsf.org/es/colombia;  Ultima consultación 5 julio 2020.

Fundamedios. Periodista es amenazado de muerte y denuncia espionaje de la Inteligencia colombiana. http://www.fundamedios.us/incidentes/periodista-amenazado-muerte-espionaje-inteligencia-colombiana/. última consulta 5 julio 2020

Ariel Ávila. Los escándalos de la vicepresidenta. https://elpais.com/opinion/2020-06-17/los-escandalos-de-la-vicepresidenta.html; última consulta 5 julio 2020

Twitter:

https://twitter.com/elpais_america/status/1271779349960761344

Facebook; Wikipedia, Sacra Biblia Juan 8:32, Twitter

Maryory Catherin Ortiz. Matarife: Un Genocida innombrable. El fenómeno en redes sociales que quiere despertar a Colombia. https://www.ideologiasocialista.it/index.php/home/canali-tematici/esteri/itemlist/tag/Maryory%20Ortiz. Matarife, un genocida innominabile. Il fenomeno nei social network che vuole risvegliare la Colombia. https://www.ideologiasocialista.it/index.php/home/canali-tematici/esteri/item/343-matarife-colombia-ortiz-socialismo-convergenzasocialista-ideologia

Ultima modifica ilLunedì, 13 Luglio 2020 17:54
Devi effettuare il login per inviare commenti