Rivista aperiodica teorica del Socialismo
Organo politico di Convergenza Socialista

Sanciones imperialistas criminales en contra del pueblo venezolano: pacientes oncológicos sufren las consecuencias In evidenza

di Yoselina Guevara

Internacionalmente se ha intentado crear una matriz en la opinión pública de que las sanciones a nivel económico y financiero impuestas a Venezuela por parte de Estados Unidos y sus aliados, afectan únicamente a los funcionarios del poder gubernamental de este país sudamericano. Pero lo cierto es que las medidas coercitivas atentan  contra la salud y por ende la vida de millones de venezolanos y venezolanas.

De acuerdo al informe de abril de 2019 “Economic Sanctions as Collective Punishment: The Case of Venezuela”, de los prestigiosos economistas norteamericanos Mark Weisbrot y Jeffrey Sachs, “las sanciones en Venezuela han infligido daños muy serios a la vida y salud humana, incluyendo 40 mil muertes entre 2017 y 2018”. Asimismo, en un informe de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), de fecha octubre de 2020, revelan que las sanciones impuestas al Gobierno bolivariano  “directamente contribuyen al descenso grave, y al deterioro de la calidad de vida de los venezolanos”. El documento de 53 páginas, cuyo autor es el economista venezolano Luis Oliveros, ofrece una investigación exhaustiva de cómo las sanciones estadounidenses han impactado negativamente a varios sectores sociales, prohibiendo las importaciones de alimentos y medicinas. Por ello estas medidas deben ser entendidas no sólo como una forma de punición al gobierno de Nicolás Maduro, sino como un mecanismo de bloqueo que impide que el Estado ejecute operaciones financieras para la compra de bienes de primera necesidad, como medicamentos y alimentos.

Sanciones impiden compra de medicamentos

Un paciente con diagnósticos de enfermedades como cáncer, VIH, o cualquier otra patología requiere de tratamientos específicos, con medicinas que, por su alto costo, son adquiridas  por el Estado venezolano y otorgadas de manera gratuita a los enfermos. No obstante, el bloqueo criminal no ha tenido piedad ante estas enfermedades e impide que el gobierno de Nicolás Maduro pueda comprar medicinas e inclusive los repuestos necesarios para el funcionamiento de aparatos médicos o materiales sanitarios y hospitalarios.

A mediados de 2018 el Gobierno bolivariano solicitó a los laboratorios Baxter, Aabbott y Pfizer que les vendieran medicamentos, específicamente para tratamientos oncológicos, pero estos se negaron y no aceptaron emitir el certificado de exportación de las medicinas al país caribeño.

Las sanciones a Venezuela iniciaron en 2006, pero acciones crueles como el impedimento de la compra de alimentos y medicinas se han presentado de manera más tajante y férrea a partir de 2015,  atentando contra la vida de miles de pacientes de todas las edades, con enfermedades oncológicas,  renales crónicas, VIH-SIDA, cardiopáticos, hipertensos, diabéticos, entre otros.

Dado que la banca internacional, manejada por los Estados Unidos y sus socios, no acepta dinero proveniente de Venezuela y los fondos existentes en esos bancos fueron bloqueadas, Carcas tomó la decisión, en un esfuerzo sin precedentes, de establecer convenios médico sanitarios con países como Cuba, Irán, Rusia y China. No obstante, la escasez de medicamentos sigue vigente y, con la llegada de la pandemia por el Covid-19, la falta de medicinas para otras patologías, sobre todo para aquellas que requieren tratamientos continuos y prolongados, se hace evidente y alarmante.

Italia y Portugal cómplices en las sanciones contra Venezuela

El 15 de octubre de 2020 el parlamento italiano realizó una reunión en videoconferencia para tratar el tema de la Violación de los Derechos Humanos en Venezuela conjuntamente con representantes de Human Right Watch (HRW), en el ámbito de las investigaciones cognoscitivas sobre el empeño de Italia en la comunidad internacional para la promoción y tutela de los Derechos Humanos. En la cita, donde se evidenció un claro desconocimiento de la situación venezolana, no se mencionó el triste hecho de la muerte en  territorio italiano de alrededor de 29 pacientes venezolanos por trasplante de médula ósea, a quienes las autoridades sanitarias italianas suspendieron la atención médica ante la imposibilidad del Gobierno bolivariano de cursar los pagos monetarios correspondientes.

De acuerdo a registros de la Asociación para el Trasplante de Médula Ósea de Italia (Atmo) “las cifras de decesos pueden ser mayores porque no pudimos tener más comunicación con algunos de los familiares registrados”, como apuntó la directora general de la Atmo, Enrica Giavatto, institución con la cual Petróleos de Venezuela (Pdvsa) firmó un convenio sanitario en 2016. La muerte de pacientes venezolanos hemato-oncológicos en Italia, muchos de ellos niños y niñas, es un hecho sencillamente inaudito e indignante para una nación europea cuyas autoridades parlamentarias se ufanan de respetar los Derechos Humanos. Por su parte, a mediados de 2019, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, había confirmado a través de los medios de comunicación que enviaron los recursos económicos para el pago de la atención sanitaria en Italia pero fueron retenidos en Novo Banco (Portugal), como parte de las medidas de bloqueo que mantiene contra Venezuela el gobierno que preside Donald Trump.

Igualmente, la empresa Citgo y la Fundación Simón Bolívar, actualmente en manos de la oposición venezolana, fueron denunciadas por Caracas por su apropiación ilegal y el cese de los pagos de los tratamientos y el sostenimiento de los pacientes de trasplante de médula y sus familias los cuales se encontraban en Italia y Argentina; algunos en este momento continúan en la nación cono sureña.

Robo de Citgo, Fundación Simón Bolívar y su repercusión en la salud de los venezolanos y venezolanas

Durante más de 10 años se mantuvo un programa internacional de cooperación en salud entre Pdvsa y el Gobierno de Italia, a través de la Fundación Simón Bolívar (Citgo- Pdvsa), que permitió a niños y pacientes venezolanos trasladarse a la península italiana para ser tratados y sometidos a costosos trasplantes de médula ósea. Este programa, asumido por el Estado venezolano, permitió realizar cerca de 397 trasplantes de médula ósea, al tiempo que otros 487 pacientes recibieron tratamiento para su enfermedad y posterior trasplante. Un programa que era gratuito para los pacientes, pero costeado puntualmente por Caracas a su par de Roma.

El mentado programa de salud se ejecutaba a través de la empresa Citgo y el mismo fue paralizado; esta empresa confiscada por Estados Unidos y entregada de manera ilícita al autoproclamado presidente de Venezuela Juan Guaidó; conjuntamente con la Fundación Simón Bolívar tomaron a inicios de 2019 la criminal decisión de no cubrir tratamientos y cirugías de niños y niñas. Oportunamente la cancillería venezolana lo denunció de manera tajante ante la Organización de la Naciones Unidas (ONU), se movilizaron ante los gobiernos receptores de los convenios que no solo abarcan Italia sino también Argentina, pero aunque se resolvieron algunos casos fallecieron niños y niñas que no pudieron recibir el trasplante de médula correspondiente.

El Gobierno venezolano ha tratado de cancelar puntualmente los gastos de estos costosos tratamientos, pero las transacciones bancarias fueron rechazadas, hasta que los recursos financieros terminaron bloqueados por orden de la administración Trump. Este hecho no ha sido reseñado por la comunidad internacional, alineada a los intereses imperiales, quienes buscan reflejar una imagen errónea de la situación en Venezuela y restar responsabilidad a las restricciones impuestas por la Casa Blanca.

Recientemente, el día 30 de octubre, mediante investigaciones que llevan a cabo los organismos de seguridad del gobierno venezolano, se mostraron las pruebas, acompañadas de declaraciones de líderes de la oposición venezolana, que determinan que los recursos financieros, millones de dólares, de la empresa Citgo que debían ser utilizados para el pago de los tratamientos médicos, fueron desviados de manera ilícita por Juan Guaidó y sus personeros para financiar partidos políticos, conspiraciones para derrocar al presidente Nicolás Maduro, además del enriquecimiento personal de estos políticos respaldados por el gobierno de Estados Unidos y sus aliados.

Una esperanza, una sonrisa para los niños y niñas afectados con cáncer

En el norte de la región de Anzoátegui se encuentra el área oncológica del Anexo Pediátrico del Hospital Luis Razetti de la ciudad de Barcelona, estado Anzoátegui, Venezuela, con una capacidad para ingresar 22 niños y niñas. En este espacio funciona la Fundación Leiva, quienes desde 2013 se ocupan de brindar el apoyo necesario, desde el punto de vista emocional y material, a los pequeños y pequeñas que afrontan el diagnóstico de una enfermedad oncológica, aún en aquellos casos en que la enfermedad supera las posibilidades de vida. Para cumplir con esta misión realizan de manera continua a lo largo del año diferentes actividades como:

1)Recolección de medicinas e implementos sanitarios: estos son necesarios e indispensables para los tratamientos oncológicos de los niños y niñas, tanto internos como aquellos que reciben tratamiento ambulatorio, sin los cuales la vida de los pacientes corre peligro. Cabe destacar que esta es una labor muy difícil ya que debido al bloqueo el hospital no le puede garantizar los tratamientos de manera continua a los pacientes, llegando al punto de que inclusive son escasos los dispositivos necesarios para la administración de los medicamentos tales como mascarillas, agujas , sueros, entre otros. 

2)Apoyo para la realización de exámenes médicos: los pacientes oncológicos deben hacerse continuamente pruebas costosas para monitorear el avance de la enfermedad. Pero dentro del hospital persiste una escasez de reactivos para exámenes médicos como análisis de sangre, entre otros. Actualmente no se encuentran en funcionamiento los aparatos para la realización de radioterapias. En virtud de ello la Fundación Leiva trata de hacer las diligencias necesarias para que los pequeños pacientes puedan ejecutar estos exámenes en clínicas privadas, cuyos costos son exorbitantes. La Fundación ha solicitado la donación de al menos un Acelerador Lineal (tratamiento de radioterapia) y un Tomógrafo para ponerlos de manera gratuita al servicio de los pacientes que sufren esta enfermedad.

3)Entrega de regalos y eventos musicales: aunque sean pacientes oncológicos no dejan de ser niños y niñas , por ello la Fundación Leyva en los más de cinco años que lleva funcionando trata de llevarle una sonrisa a los pequeños y pequeñas que afrontan una enfermedad cruel y altamente mortal. Por esta razón, se realizan mensualmente visitas con entrega de regalos, globos de colores, visitas de músicos y cantantes, payasos, magos, con el fin de llevarles a los niños y niñas un poco de alegría y esperanza. La experiencia de solidaridad de estos últimos años la ha plasmado la Fundación en el documental “Muchas vidas, muchas luchas, muchos sueños”, en el cual se resume parte del trabajo que conjuntamente con otras organizaciones, amigos y amigas  de manera voluntaria, ha realizado la Fundación Leiva con los niños y niñas aquejados de cáncer.

Solidaridad desde la ternura de los pueblos

El gobierno venezolano continúa haciendo esfuerzos enfrentando a un poderoso que es el imperialismo norteamericano, pero tal cual como nos reseña Juannay Leiva Presidente de la Fundación Leiva, “es desde los pueblos que podemos ayudar a ganar la batalla contra el bloqueo inhumano y criminal del gobierno de los Estados Unidos, La solidaridad que no encontramos en gobiernos la podemos construir desde la bases”. Así mismo nos refiere su experiencia constante y continua desde las redes sociales en busca del apoyo necesario para los pacientes oncológicos y nos relata “ no ha sido fácil, y cada vez es mucho mayor el eso de las sanciones que impiden la dotación continua de los hospitales. Diariamente recibo solicitudes de medicamentos cuya administración puede significar que un paciente pueda continuar con vida. A veces me siento de manos atadas porque en el mercado privado los costos sobrepasan nuestras posibilidades, no solo para la compra de medicamentos sino para la realización de los exámenes médicos que necesitan muchas veces con urgencia los pacientes. Es duro afrontar la muerte, pero de un niño o una niña es mucho más triste”.

Campaña de apoyo para la Fundación Leiva

Para quienes deseen apoyar y ayudar a la Fundación Leiva en su lucha contra el cáncer infantil en Venezuela, pueden realizar donativos, aun de muy pequeñas sumas de dinero, pero que puede ser muy significativo, y lo más importante, ayudar a salvar la vida de un niño o una niña. Los recursos serán destinados a la compra de medicinas, implementos sanitarios, así como regalos de Navidad para los pequeños pacientes del Anexo Pediátrico del Hospital Luis Razetti de la ciudad de Barcelona, estado Anzoátegui, Venezuela. Para ello la Fundación Leiva pone a su disposición la siguiente cuenta  Paypal para donaciones desde el exterior:

https://www.paypal.me/juanayleiva

Así como el correo electrónico y redes sociales de la Fundación Leiva donde se podrán verificar la información y destino de sus donaciones:

Correo: Questo indirizzo email è protetto dagli spambots. È necessario abilitare JavaScript per vederlo.

Instagram: @fundacionleiva y  @juannayleiva

Twitter: @fundacionleiva y @juannayleiva

Si desean realizar donaciones y medicinas pueden enviarlas directamente a la siguiente dirección: Apartamento PB-C, Edificio II, Residencias Urimare, Sector Pozuelos, ciudad de Puerto La Cruz, Estado Anzoátegui, Venezuela. A través del correo electrónico la Fundación Leiva puede facilitarle toda la información adicional que requieran.

Listado de requerimientos:

-Quimioterapias: Carboplatino, leucovotina. Temozolamide, Cisplatino, Asparaginasa, Citarabina, Metrotexade, Cardioxane, Doxurribicina, Daunorrubicina, Aprepitant, Citarabina, Irinotecan,

- Antibióticos: Meroperen, Vancomicina, Gentamicina, Cefadroxilo, Clindamicina, Amoxicilina, Fulgram, Ciprofloxacina, .

- Medicamentos y otros: Tramal (Pastillas, gotas), Bicarbonato al 5%, Kcl (cloruro de potasio 7,5%), Gluconato de calcio, Adhesivo, Jelcos Jhonson N 22 y 24,Soluciones al 0,45% y 0,9%, Dextrosa al 5% y 10%, Longacet (Tabletas y Suspensión), Profenid (Ampollas y Tabletas), Dipirona, Diclofenac, Ketoprofeno, Pantoprazol, Omeprazol, Enterogermina, Liolactil, Bactron (Tabletas y Suspensión), Glutapak 10, Dexametasona (Ampollas), Scal N22, Ondansetron 8mg (Tabletas), Atamel o Acetaminofen (Cualquier Presentación), Paracetamol, Algodón, Alcohol, Gasas, Jeringas de: 20cc, 10cc, 5cc, y 3cc. Tapabocas, Guantes Quirúrgicos, etc.

- Colchones anti escara, Sillas de rueda, Muletas, Bastones.

- Globos, juguetes.

Ultima modifica ilDomenica, 08 Novembre 2020 09:15
Devi effettuare il login per inviare commenti