Logo
Stampa questa pagina

Convergencia Socialista en Granjita Feliz

Convergencia Socialista en Granjita Feliz

por Luis Darío Martos González

Los lazos de amistad entre los pueblos se fortalecen con los vínculos que establecen las personas naturales y jurídicas a través de las organizaciones de diverso tipo. El diálogo y la cooperación multidisciplinaria y multidimensional favorecen el fortalecimiento de esas relaciones que contribuyen a los lazos entre pueblos y naciones. La historia rica en acontecimientos entre Cuba e Italia data desde el mismo encuentro de las dos culturas -para otros el descubrimiento del Nuevo Mundo-, la del Viejo Continente, más culto y desarrollado, y el Nuevo Mundo o de los aborígenes o pueblos originarios al otro lado del Atlántico.

El genovés Cristobal Colón, llegó a tierra cubana bajo los auspicios de la Corona Española, siendo el primer hijo de Italia con una relación directa con la isla grande de Las Antillas. Con el tiempo diferentes exponentes italianos tuvieron asiento en la Mayor de las Antillas. Se pueden mencionar diferentes momentos que enriquecen las relaciones afectivas en la historia de ambas naciones y pueblos. En la rica historia de la Revolución Cubana los lazos de amistad entre ambos pueblos se acrecentaron notablemente, y la solidaridad de los italianos con la isla cobra valor con los gestos recíprocos de entrañable solidaridad militantes. Fabio Di Celmo fue víctima de un atentado dinamitero organizado por la cúpula de la mafia contrarrevolucionaria miamense asentada en el sur de la Florida bajo cobertura de los servicios de inteligencia norteamericanos; su vida y su incipiente obra de amor y amistad por Cuba constituyen un compromiso en la lucha por un mundo mejor. Con el recuerdo del joven asesinado fueron los miembros de la Brigada Henry Reeve a combatir la Covid-19 en Italia; regresaron solo con el recuerdo de los días difíciles y el amor que le profesaron, en las dos regiones italianas donde ejercieron, los residentes del área y los amigos de Cuba en ambas regiones. El recibimiento y la despedida de los especialistas cubanos constituyeron verdaderos actos de amistad y solidaridad entre iguales.

Desde la segunda quincena de julio y la primera de agosto, la Responsable de Relaciones Internacionales de Convergencia Socialista de Italia. Maddalena Celano, visitó Cuba; luego de cumplir los días de aislamiento requeridos por las autoridades sanitarias de la isla, la visitante, en uno de sus primeros actos, fue al encuentro con el Proyecto Comunitario GRANJITA FELIZ. Fue un mediodía y tarde casi sorpresivo, una llamada en la tarde noche del día 28 de julio dejó pactada la visita para el 29, se sucedieron mensajes por Messenger de Maddalena que el escribano de estas líneas no recibió oportunamente.

Luis Darío Martos González y Elizabeth Frómeta Mejías son los promotores y coordinadores del Proyecto, el que tiene como visión de su proyección estratégica trabajar por el desarrollo de la cunicultura cubana, por la cultura, la educación medio ambiental, la salud mental y la promoción de la agricultura familiar urbana.

GRANJITA FELIZ fue la terraza conejal de 25 metros cuadrados en la segunda planta de un edificio multifamiliar en el centro histórico de Guanabacoa, municipio periférico al este de La Habana y donde se criaron hasta 150 conejos de todas las categorías, junto con pollos, codornices, abejas sin aguijón, también llamadas meliponas, y donde se hace lombricultura, todo lo cual es acompañado por cientos de especies y variedades de diferentes familias de plantas cultivadas en macetas colgadas de las paredes y sobre el techo de teja, preparado especialmente para el cultivo.

Cuando el Conejal GRANJITA FELIZ recibió la condición de Excelencia que otorga el Grupo Nacional de la Agricultura Urbana, suburbana y familiar del Ministerio de la Agricultura de Cuba por las condiciones especiales de crianza y cultivo, los promotores del conejal decidieron convertirlo en un proyecto comunitario para la interacción con niños, adolescentes, jóvenes y adultos.

Desde entonces acá han pasado 8 años, el proyecto comunitario ha desarrollado numerosas acciones de inclusión y atención social; cuenta con un Guateque dominical, que deviene en un espacio intergeneracional de música, danza, narración oral y más, que cumplirá 8 años, solo interrumpidos con el distanciamiento social por la pandemia; el espacio Sueños Conquistados, para personas con discapacidades intelectuales, sensoriales y físicas, en el que inicialmente artistas aficionados y profesionales ofrecían actividades de música y danza a autistas, Down y a otras personas con discapacidades intelectuales, y donde después se descubrieron valores artísticos en estas personas, las que durante un periodo de varios años de formación, se convirtieron en artistas, constituyendo actualmente la Brigada Artística Sueños Conquistados que amenizan todas las actividades del proyecto y han recibido reconocimientos destacados y premios en el seno de la Sociedad Cultural José Martí, en la Facultad de Comunicación Social y Periodismo y en la Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales, entre otros; la acción UNIDOS POR TI, que es la acción de ayuda alimentaria a las familias con menores con cáncer, conocidos como oncopediátricos de 4 municipios de La Habana, a quienes se le entrega mensualmente una canasta de alimentos constituidos por viandas, hortalizas, vegetales, frutas, lácteos, condimentos y algún cárnico, todos donados por agricultores y cuentapropistas, que son entregadas en una actividad cultural y de donde también han surgido artistas aficionados al arte y la literatura; el Taller de Artes Plásticas Galería de los Felices, un espacio para el desarrollo de la creación artística de niños, adolescentes, jóvenes y del adulto mayor interesado en las artes plásticas con el objetivo de participar en diferentes eventos concursales convocados por diferentes instituciones y para concursar en los concursos Martí y la Naturaleza y Concurso homenaje sobre agricultura urbana y medio ambiente dedicado al científico cubano Adolfo Rodríguez Nodals, gran mejorador de semillas en la agricultura tropical; el Taller de Agrobiodivesidad El Garabato, un espacio para el desarrollo de habilidades de las personas con discapacidades, quienes en el ámbito del ejercicio físico, labores agrícolas, manualidades y prácticas culturales, logran una completa reinserción a la actividad socialmente con una mirada inclusiva, cultural y medioambiental, donde además participan estudiantes de las enseñanzas primaria, secundaria y politécnica a través de diferentes círculos de interés científico técnico de orientación y formación profesional en el campo de la agronomía, la zootecnia-veterinaria, la elaboración de alimentos y el arte culinario junto a talleres de reciclaje, danza, percusión corporal y modelaje ecológico.

GRANJITA FELIZ desarrolla a la vez una amplia actividad de ciencia y técnica y participa con estudios e investigaciones en numerosos eventos científicos de destacados centros de estudio e investigación, así como en medios académicos, obteniendo premios destacados en la Facultad de Comunicación y Periodismo de la Universidad de La Habana, de la Facultad de Psicología y en eventos de la Universidad de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona, entre otras instituciones y organizaciones.

Maddalena Celano llegó a GRANJITA FELIZ, de donde uno de sus promotores es colaborador de la revista teórica L’Idelogía Socialista, en el momento en que ambos promotores sufrían de sendos padecimientos de salud; pero nada les detuvo para recibir modestamente a la amiga italiana de los cubanos, quien asistió acompañada de la italiana residente en Cuba, Bárbara Iadevaia, Secretaria en la isla de la Asociación de Italianos por el Mundo (AIM). Mientras Maddalena entrevistó para la revista a quien suscribe, Bárbara dialogó con Elizabeth Frómeta (Lisy) sobre aspectos culturales del proyecto. En la terraza, todavía en proceso de desmontaje del conejal, se dialogó sobre diferentes temas del proyecto comunitario, sobre el futuro de Cuba, los recientes sucesos de manifestantes descontentos en varios lugares de Cuba, el bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba, los lazos de amistad entre ambas naciones, la situación económica de la nación y del mundo y las secuelas que en el orden económico, político y social deja la Covid-19 para Cuba y el mundo, entre otros temas importantes. Luego de concluir la entrevista con el dicente, dialogaron de conjunto con Bárbara y Lisy sobre temas más ampliados del proyecto comunitario, el que sin tener un interés político y ser sus proyecciones de carácter social y humanístico, si responde a concepciones socialistas y la vocación solidaria martiana y fidelista inculcada al pueblo de Cuba con la Revolución Cubana. En la conversación entre Maddalena, Bárbara y los promotores del proyecto se trazaron pautas de la eventual cooperación en el campo cultural entre GRANJITA FELIZ y la Asociación de Italianos por el Mundo y sobre la Cooperación Italiana a partir de la formulación de proyectos.

El encuentro concluyó con una visita al huerto El Garabato, donde se producen vegetales, hortalizas, algunas frutas, condimentos frescos y se desarrollan prácticas educativas en función de la comunidad en tiempos de Covid-19 y desde se promueve el Movimiento de Patios Felices, una red de pequeños huertos populares donde las familias, además de cultivar o criar, cumplen un papel cultural y de educación ambiental en su entorno.

Lo más interesante del encuentro entre Maddalena Celano y GRANJITA FELIZ fue afianzar y profundizar los sentimientos de amistad y solidaridad fraternal entre Convergencia Socialista Italiana y un proyecto comunitario en la isla de Cuba, el que sigue los derroteros del Socialismo y considera al mismo como la única opción posible para el futuro de la humanidad.

Maddalena visitó Cuba y recorrió varias provincias del país, pudo constatar la crítica situación existente en Cuba, las secuelas del criminal bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba, el que hace renacer conductas impropias en determinados sectores de la sociedad cubana, pero también se lleva el espíritu de resistencia que reina en la población cubana, aquejada con las necesidades cada vez crecientes y las limitaciones materiales para resolverlas por las vías institucionales. La Covid-19 pone a prueba la capacidad de resistencia de la nación, en la que también se respira un aire de buenos, de bravos, de puros, de los que saben resistir y vencer.

Ultima modifica ilSabato, 11 Settembre 2021 14:48
Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.